El actor Tom Hanks ha confirmado que tanto él como su esposa, Rita Wilson, han dado positivo al realizarse la prueba del coronavirus, después de sentir varios síntomas durante un viaje por Australia. Tanto Hanks como su mujer tienen 63 años.

El propio actor ha anunciado el diagnóstico en sus perfiles en redes sociales, desde donde ha asegurado que permanecerán aislados y bajo control médico, tal y como exigen los protocolos sanitarios, y ha prometido que actualizará la información sobre su estado de salud en los próximos días.

“Hola gente. Rita y yo estamos aquí en Australia. Nos sentíamos un poco cansados, como si estuviéramos resfriados y con algunos dolores en el cuerpo. Rita tenía escalofríos que iban y venían. Fiebres leves también”, ha descrito Hanks en una publicación que acompañó de una fotografía en la que aparece un guante de látex depositado en un contenedor de material sanitario.

El anuncio del conocido intérprete ha llegado exactamente al mismo tiempo que el presidente de EEUU, Donald Trump, se dirigía al país desde la Casa Blanca con un mensaje emitido en horario de máximo audiencia y en el que, entre otras medidas, suspendió todos los vuelos desde la Unión Europea a EEUU durante 30 días.