El final de esta temporada de The Walking Dead promete ser épico. De hecho, Lauren Cohan y Andrew Lincoln ya habían comentado cuánto los había enfermado leer el guion de este episodio. Todos sabemos que alguien importante morirá en el final de temporada, y tal vez no sea solo uno, y más bien el número se incremente, pero ¿quién o quiénes podrían ser? Aquí una interesante teoría.

Cualquiera que tenga más tiempo de lo usual en pantalla podría ser un candidato para dejar The Walking Dead. Y los televidentes han notado que Maggie, ha tenido varias escenas en los últimos episodios. Ya tuvo un sonograma, se enfrentó con un nuevo enemigo y se rehúso a regresar a casa. La escena sentimental del grupo en una casa rodante y compartiendo la feliz fotografía de su bebé hicieron sonar las alarmas.

En el capítulo ‘Knots Untie‘ ella unió fuerzas con el líder de Hilltop, Gegory, quien puso sobre la mesa un plan para acabar con Negan. Algunos dicen que la emboscada del grupo de Rick en el último capítulo fue causado por Gregory para que Los Salvadores estén, valga la redundancia, a salvo. Maggie había pedido la mitad de las reservas de Hilltop para traerse abajo a Negan así que no es su mejor momento.

Por otro lado, ser la última de algo, la acerca a la extinción. La familia Greene ha estado en la serie desde la temporada 2 y poco a poco hemos visto como sus miembros van pasando a la posteridad salvo Maggie, la única que se salva.

En el episodio 12 “Not Tomorrow Yet”, Carol expresa su preocupación por Maggie a Rick Grimes, diciendo que es peligroso que salga de la zona segura de Alexandria. Rick contesta que es su decisión. Maggie ignora el consejo de Carol. Después de rehusar irse cuando el grupo esté bajo ataque en el terreno de los Salvadores, son justamente Carol y Maggie quienes terminan siendo capturadas.

Y lo que viene solo podríamos imaginarlo, pero cabe la posibilidad que Negan demuestre que no va con bromas agarrando a batazos a una futura madre.